lunes, 31 de mayo de 2010

Dichos Populares... (I)


Quienes me conocen bien saben que me encantan los refranes. El refranero español es amplio y variado y siempre tiene alguna frase para cada situación. Los dichos populares son extensos y siempre están en boca de todos. En algún momento de nuestra vida hemos utilizado frases de este tipo, pero... ¿sabemos realmente lo que significan?. ¿Sabemos su origen?.
Como buena periodista, "no me he dormido en los laureles" (más adelante indicaré el significado de esta expresión) y he realizado un trabajo de investigación sobre el origen de nuestros dichos, frases y refranes. Y, para qué negarlo, me he divertido muchísimo y me he llevado alguna que otra sorpresa.
Os dejo aqui la primera entrega de DICHOS POPULARES (seguramente habrá una segunda y, quizás, una tercera) con su origen y significado. Espero que os divirtáis leyéndolos tanto como yo escribiéndolo.
  • " IR MÁS CHULO QUE UN OCHO" : Es una frase que se emplea para decir que alguien va muy bien arreglado y con cierto aire de chulería. Antiguamente, el tranvía número 8 era el que llevaba a los chulapos y chulapas de Madrid a la verbena de San Isidro. Como era habitual, iban con sus mejores trajes típicos y es por ello que entonces se empleaba "vas más chulo que un ocho", tan habitual en la lengua castellana, para decirle a alguien que iba muy elegante.
  • " NO HAY TU TÍA" : La utilizamos para decir que algo es imposible de realizar, que no se puede cambiar. En la medicina antigua, el hollín que resultaba de la fundición y purificación del cobre (óxido de zinc) se transformaba en ungüento, al que atribuían virtudes curativas para algunas enfermedades de la vista. Este ungúento era llamado tutía, atutía o atutia, y era muy anunciado por los publicistas de la época. El lenguaje popular terminó por acuñar la frase "no hay tu tía" (deformando por el uso el original tutía) para dar a entender que algo, por su dificultad es imposible de resolver.
  • " METERSE EN CAMISA DE ONCE VARAS" : Esta frase tiene su origen en el ritual de adopción de un niño en la Edad Media. El padre adoptante debía meter al niño adoptado dentro de una manga muy holgada de una camisa de gran tamaño tejida al efecto y sacar al pequeño por el cuello de la misma. Una vez recuperado el niño, el padre le daba un fuerte beso en la frente como prueba de su paternidad aceptada. Por otro lado, la vara ( 835. 9 mm) era una barra de madera o metal que servía para medir cualquier cosa y, la alusión a las once varas es para exagerar el tamaño de la camisa que, aunque era grande, no podía medir tanto como once varas (serían unos 9 metros) La expresión "meterse en camisa de once varas" se aplica para advertir sobre la inconveniencia de complicarse innecesariamente la vida.
  • " O.K." : La expresión se generó durante la Guerra de Secesión norteamericana. Cuando las tropas regresaban a sus cuarteles sin ninguna baja ponían en una gran pizarra "0.k." (0 killed -cero muertos- ) De ahí viene la expresión O.K. que utilizamos para indicar que todo va bien.
  • " DORMIRSE EN LOS LAURELES" : En Roma, cuando se coronaba a un general tras una victoria, se festejaba su triunfo y como símbolo de gloria se le colocaban guirnaldas de laureles en la cabeza. Al coronarle, éste debía agachar levemente la cabeza, dando la impresión de estar descansando sobre los laureles de la gloria. Por eso, cuando queremos advertir a alguien que ha conseguido el éxito en cualquier ámbito de su vida que no se relaje por ese triunfo y que siga avanzando le decimos que "no se duerma en los laureles".
  • " ME LO HA DICHO UN PAJARITO" : En las Antiguas Grecia y Roma se creía que los pajaros tenían cualidades especiales para percibir cosas. Como con el tiempo comenzaron a ver que ante una tormenta severa las aves eran las primeras en evacuar la región, los romanos las desginaron como "portadoras del saber futuro". De hecho, el rito de los Augurios, donde se intentaba predecir el futuro, se basaba en observar el volar de los pájaros, al igual que lo hicieron Rómulo y Remo esperando ver 12 pájaros para fundar Roma. De esta bonita historia viene que el dicho " me lo contó un pajarito" que significa que nos hemos enterado de algo "misteriosamente" y no queremos decir quién nos lo ha dicho.
  • " PONER LOS CUERNOS": Es la acepción de infidelidad más utilizada hoy en día y tiene su origen en los países nórdicos (vikingos) de la antigüedad. Los gobernadores de las comarcas podían, por su condición de tal, seleccionar a las mujeres con las que deseaban intimar.
    Cuando esto ocurría, la puerta de la casa donde se encontraba el gobernador con la mujer elegida, era adornada con los cuernos del alce, en señal de su presencia. Si la mujer estaba casada, su marido mostraba felizmente a sus vecinos el adorno, orgulloso por la visita del gobernador a su humilde morada. Así, cuando alguien dice que su pareja "le ha puesto los cuernos" quiere decir que le ha sido infiel.
  • " ESTAR EN BAVIA" : Babia es una ciudad de la provincia española de León, un pequeño paraíso donde acostumbraban refugiarse los reyes y aristócratas, para descansar de la guerra contra los árabes en tiempos de la Reconquista. En esa zona se criaban caballos famosos por su fuerza. Precisamente, el caballo del Cid Campeador "Babieca" era de la región, de ahí su nombre. Por eso, si le decimos a alguien que "está en Babia" le estamos diciendo que está despistado, ido y que no se entera de lo que le decimos.
  • " A BUENAS HORAS MANGAS VERDES" : Se utiliza como reprimenda por la tardanza en la ayuda y cuando se hacen las cosas a destiempo. Su origen se remonta al siglo XV, cuando Isabel I mandó crear una patrulla callejera llamada Santa Hermandad. Se trataba de una policía rural a la que por la forma de su uniforme se le veían las mangas que eran verdes, y por ello eran denominados Los Mangas Verdes. Esta policía rural fue muy eficaz al principio, pero poco a poco fue "relajándose", lo que provocaba que llegara tarde al lugar del suceso. En esas situaciones era cuando se decía aquello de "a buenas horas mangas verdes", que todavía hoy en día utilizamos.
  • LLAMAR PEPE A LOS JOSÉ : Hace muchos siglos en los conventos, durante la lectura de las Sagradas Escrituras, se referían a San José como 'Pater Putatibus' y luego, por simplificación, como 'P.P.' Así nació llamar 'Pepe' a los José.
  • " TIRAR LA CASA POR LA VENTANA" : Utilizamos esta expresión para indicar que una persona comienza a tener grandes gastos, superiores a los que acostumbraba. En el siglo XIX, cuando alguien ganaba la Lotería Nacional de España, se estilaba que los amigos y familiares del afortunado fueran a su casa y, literalmente, arrojaran todas sus posesiones por la ventana en señal de la nueva vida que le esperaba a dicha persona. Así, si le decimos a alguien que está "tirando la casa por la ventana" le estamos diciendo que está derrochando, gastando mucho dinero.

CONTINUARÁ...

1 comentarios:

A las 2 de junio de 2010, 21:38 , Blogger Manuel ha dicho...

Que grandes y sabios son los refranes y dichos populares españoles. Y lo cierto es que muchas veces nos preguntamos ¿de donde vendrá esto? y nos pica la curiosidad de su origen, así que te agradezco el trabajo que estás haciendo y te felicito por ello.
No cambies nunca Rebecca.

 

Publicar un comentario en la entrada

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal